contrato laboral,prestación de servicios

Contrato laboral y de prestación de servicios ¿en que se diferencian?

Aunque el contrato de prestación de servicios es una de las modalidades más empleadas para contratar, aun se presentan situaciones en las que se confunde con el contrato individual de trabajo, llamado también contrato laboral. ¿Tiene claro en qué se diferencian?

Contrato laboral ¿en qué consiste?

Recordemos, que un contrato en su definición general, es un acto por el cual una parte se obliga para con otra a dar, hacer o no hacer.

Ahora bien, en el contrato individual de trabajo, una persona de se obliga a prestar de manera dependiente y subordinada, un servicio y/o a desempeñar ciertas funciones a favor de una persona natural o jurídica, a cambio de una remuneración.

El contrato laboral, puede ser a término fijo o indefinido y aunque se recomienda siempre plasmarlo en un documento, también puede ser de forma verbal y esto, no afectará su validez.

Características de un contrato de trabajo

Para poder diferenciar cuando existe un vínculo contractual de índole laboral, debemos reconocer los siguientes 3 elementos esenciales:

  • La prestación personal del servicio.
  • La subordinación laboral.
  • La remuneración del servicio.

¿Que es un contrato de prestación de servicios?

Por su parte, el contrato de prestación de servicios el opuesto al contrato de trabajo. En este, no existe una relación laboral. Por lo tanto, no se presentan las características propias del contrato señalado anteriormente; es decir, que en un vínculo contractual que nace como consecuencia de un contrato de prestación de servicios no se existe una subordinación, como tampoco es obligatorio que la prestación del servicio sea personal.

En consecuencia, el contrato de prestación de servicios es de índole comercial o civil y no laboral. Por lo tanto, quienes tengan dicho tipo de contrato, no cuentan con las mismas prerrogativas que aquellos que con una relación laboral.

Principales diferencias entre el contrato de prestación de servicios y el laboral

Además de lo señalado anteriormente, consideramos importante recordar las siguientes diferencias:

  • Prestaciones sociales: Estas son un beneficio únicamente a favor de quienes tienen una relación laboral, es decir de aquellos que hayan sido a través de un contrato de trabajo.
  • Aportes a seguridad social: En los vínculos laborales, es el empleador quien debe realizar el pago de aportes al sistema de seguridad social en pensión, salud y riesgos laborales; mientras en el contrato de prestación de servicios, estos son responsabilidad del contratista.
  • Indemnización por despido injustificado: Un error común es creer que en los contratos de prestación de servicios, cuando se le finaliza el vínculo al contratista sin una justa causa, este se hace merecedor a una indemnización. Lo anterior es una equivocación, toda vez que dicha garantía es únicamente aplicable a aquellos que tienen un vínculo laboral, es decir, los que ingresaron a laborar por un contrato de trabajo.

Recomendación de la editora:

Comments

comments