Derecho de autor: proteja sus creaciones frente a terceros

derecho de autor,

¿ha creado algo original y quiere protegerlo? ¿sabe en qué consiste el derecho de autor y cómo puede proteger sus creaciones? A continuación le explicamos:

El Derecho de autor, protege las creaciones intelectuales, originales, frente al uso indebido o no autorizado de terceros. La protección se concede al autor desde el momento en que se crea la obra y para esto, no es necesario adelantar algún tipo de trámite jurídico.  

Ahora bien, para poder que una obra sea protegida por el derecho de autor, tiene que cumplir con las siguientes características:

  • Se debe tratar de una creación intelectual, es decir que la obra haya surgido como resultado del ingenio y de la capacidad humana.
  • Que sea creación original.
  • Que sea trate de una obra literario o artística.
  • Que se pueda divulgar o reproducir por cualquier medio conocido o por conocer.

Del derecho de autor se desprenden 2 tipos de derechos

El Derecho de autor está compuesto por los derechos morales y los patrimoniales, los primeros hacen referencia a la paternidad de la obra, es decir a la titularidad de la creación. Este tipo de derechos son intransferibles , irrenunciables e imprescriptibles.

De conformidad con la Ley 23 de 1982, por medio de la cual regula lo relacionado con lso derechos de autor, señala que los derechos morales permiten al autor, realizar los siguientes actos:

  • Reivindicar en todo tiempo la paternidad de su obra y, en especial, para que se indique su nombre o seudónimo cuando se realice cualquiera de los actos mencionados en el artículo 12 de esta Ley.
  • A oponerse a toda deformación, mutilación u otra modificación de la obra, cuando tales actos puedan causar o acusen perjuicio a su honor o a su reputación, o la obra se demerite, y a pedir reparación por esto;
  • A Conservar su obra inédita o anónima hasta su fallecimiento, o después de él cuando así lo ordenase por disposición testamentaria;
  • A modificarla, antes o después de su publicación;
  • A retirarla de la circulación o suspender cualquier forma de utilización aunque ella hubiere sido previamente autorizada.

 

Por su parte, los derechos patrimoniales, son aquellos que permiten explotar económicamente la obra.

La Decisión Andina 351 de 1993, señala que quien tenga los derechos patrimoniales de una obra podrá realizar lo siguiente:

“A.La reproducción de la obra por cualquier forma o procedimiento;

B. La comunicación pública de la obra por cualquier medio que sirva para difundir las palabras, los signos, los sonidos o las imágenes;

C. La distribución pública de ejemplares o copias de la obra mediante la venta, arrendamiento o alquiler;

D. La importación al territorio de cualquier País Miembro de copias hechas sin autorización del titular del derecho;

E. La traducción, adaptación, arreglo u otra transformación de la obra”

Tenga en cuenta, que a diferencia de los derechos morales, los patrimoniales pueden ser transferidos a un tercero de manera limitada o determinada, es decir, que se pueden entregar en su totalidad de manera indefinida, o parcial  y señalar un término para la explotación por parte del tercero.

Entrega de derechos patrimoniales no anula los morales

Tenga en cuenta que la transferencia de los derechos patrimoniales, no significa que el autor pierda su condición de creador. Es decir, que este, siempre podrá ejercer sus derechos morales así entregara a un tercero los patrimoniales.

 

 

Comments

comments

Sobre PRuiz 59 Artículos
Abogada, especialista en Derecho Informático y Nuevas Tecnologías.

1 Trackback / Pingback

  1. Propiedad Intelectual: Qué es una patente - Concept

Comentarios cerrados.