firma electrónica, firma digital

Firma electrónica y firma digital: concepto y diferencias

¿Tiene claro el concepto de firma electrónica y firma digital? En la actualidad, con los avances tecnológicos, es indispensable tener claro estos conceptos y avanzar a la par de la tecnología.

Para responder el interrogante, encontramos oportuno recordar que la firma, en su sentido tradicional, hace referencia al símbolo distintivo de un individuo plasmado en un soporte físico, el cual, sirve para ligar a una persona a cierto contenido.

Ahora bien, dado que la necesidad de identificación personal se mantiene así se trate de documentos electrónicos o soportes físicos (como el papel); surge el interés de contar con un mecanismo similar aplicable a soportes lógicos, como lo es la firma electrónica.

¿Qué es firma electrónica?

Consiste en un conjunto de técnicas encaminadas  a la firma de un documento electrónico que permite determinar la identificación del firmante. La Comisión de las Naciones Unidas para el Derecho Mercantil Internacional — CNUDMI— en el artículo 2, de la Ley modelo de firmas electrónicas, señala lo siguiente:

“Por “firma electrónica” se entenderán los datos en forma electrónica consignados en un mensaje de datos, o adjuntados o lógicamente asociados al mismo, que puedan ser utilizados para identificar al firmante en relación con el mensaje de datos e indicar que el firmante aprueba la información recogida en el mensaje de datos”

Por su parte, la Convención de las Naciones Unidas, concibe la firma electrónica como:

“el método para determinar la identidad de esa parte y para indicar la voluntad que tiene tal parte respecto de la información consignada en la comunicación electrónica”

¿Qué es la firma digital?

Un error común es considerar que la firma digital difiere de la electrónica, sin embargo, la primera, hace parte de la ultima. Es decir, la firma digital es uno de los sistemas de autenticación que puede ser considerado como firmas electrónicas.

Por lo anterior, la firma digital permite identificar y acreditar la capacidad jurídica de los intervinientes en el intercambio de un mensaje de datos. Para lograr esto, se emplea un método de criptografía que genera 2 llaves; una pública y otra privada.

La llave privada, convierte los datos en un texto no comprensible o en una firma numérica, por su parte, la llave pública se usa para verificar la firma numérica.

Firma electrónica es igual de válida que la manuscrita

Recordemos que la Ley 527 de 1999, por medio de la cual se define y reglamenta el acceso y uso de los mensajes de datos, del comercio electrónico y de las firmas digitales, establece la equivalencia funcional de los mensajes de datos  y por lo tanto se le da validez y eficacia a los documentos electrónicos y las firmas electrónicas.  Esto último, de conformidad con el artículo 7 de dicha ley.

“Cuando  cualquier norma exija la presencia de una firma o establezca ciertas consecuencias en ausencia de la misma, en relación con un mensaje de datos, se entenderá satisfecho dicho requerimiento si:

a) Se ha utilizado un método que permita identificar al iniciador de un mensaje de datos y para indicar que el contenido cuenta con su aprobación;

b) Que el método sea tanto confiable como apropiado para el propósito por el cual el mensaje fue generado o comunicado.”

Comments

comments