Bitcoin ¿es una moneda válida en Colombia?

bitcoin, cryptocurrency , criptomoneda

El Bitcoin, es un sistema de pago que utiliza tecnología peer to peer —P2P— ( red entre iguales o pares). Éste, es la primera y más conocida implementación de las criptomonedas, las cuales consisten en una especie de dinero virtual, descentralizado, en el que únicamente intervienen usuarios; es decir, que no requiere de una autoridad o un tercero que actúe como intermediario.

Si bien, la idea de las criptomonedas nace en 1989 Wei Dai, es en el 2009, cuando Satoshi Nakamoto, publicó la primera especificación del protocolo Bitcoin.

¿Cómo funciona el Bitcoin?

Consiste en un monedero virtual, que permite recibir y enviar bitcoins. Ahora, para lograr esto, se usa un esquema de Blockchain (o cadena de bloques) el cual actúa como un libro de registro contable en el cual se plasma cada transacción realizada y así el usuario puede verificar tanto la validez de la misma, como mantener un control del envío de sus bitcoins.

Aunque aún muchas personas desconocen la existencia del bitcoin, la realidad es que es un medio de pago con un alza de usuarios. En la actualidad, tanto negocios convencionales como por ejemplo, restaurantes o aquellos que usan tecnología, están implementando el bitcoin en sus transacciones.

¿Cómo es la situación en Colombia?

La Superintendencia Financiera, a través de la Circular 29, del 26 de marzo del 2014, señaló que el bitcoin “no es un activo que tenga equivalencia a la moneda legal de curso legal en Colombia al no haber sido reconocido como moneda en el país”.

Lo anterior significa que en Colombia el bitcoin no es considerado como una divisa y por lo tanto, no puede utilizarse en las operaciones de que trata el Régimen Cambiario. Así mismo, la Superfinanciera, señala lo siguiente sobre los bitcoins:

  • Las criptomonedas no cuentan con un respaldo físico o bancario, por lo tanto su valor puede disminuir drásticamente.
  • Las plataformas transaccionales, no se encuentran reguladas por la ley colombiana y por lo tanto, tampoco se encuentran sujetas al control, vigilancia o inspección de esta Superintendencia. 
  • Las plataformas transaccionales se encuentran domiciliadas en múltiples jurisdicciones, por lo que su regulación y vigilancia, escapa al ámbito de la ley colombiana.
  • Al ser transacciones anónimas, las criptomonedas se pueden prestar para realizar actividades ilícitas o fraudulentas, incluso para la captación no autorizadas de recursos, lavado de dinero y financiación del terrorismo.

Aunque la Superintendencia Financiera tiene razón, sin embargo, también observamos las siguientes ventajas:

  • Libertad de pago: Las transacciones no dependen de un horario (como ocurre con los bancos). Ademas, se puede negociar con la cantidad de dinero deseada, sin importar hacia donde se dirijan las transacciones.
  • Tasas bajas: Los cargos de las transacciones son bajos e inclusive inexistentes.
  • Seguridad y privacidad: al ser transacciones anónimas, se protege la privacidad del usuario, ademas, permite tomar las medidas tecnológicas necesarias para evitar hurtos. Por ejemplo, a través de copias de seguridad o encriptación.
  • Descentralizado: En el bitcoin no intervienen terceros, como por ejemplo los bancos, por lo tanto los gastos que estos cobran no serán necesarios. Así mismo, al ser una plataforma abierta, puede ser verificado por cualquiera, pero el protocolo es inmodificable.

En consecuencia, es decisión de cada persona determinar la viabilidad de usar o no criptomonedas como el bitcoin, sin embargo, en caso de optar por su uso, no olvide que en Colombia, no es equivalente a una moneda legal.

 

 

Comments

comments

Sobre PRuiz 59 Artículos
Abogada, especialista en Derecho Informático y Nuevas Tecnologías.